martes, 24 de agosto de 2010

Mitología, totemismo, chamanismo y tabú Prueba Corta #3 Primer trimestre










La mitología (67)es la expresión de la necesidad, tan afincada en el corazón humano, de comprender y tratar de explicar su entorno, su existencia y las fuerzas que enfrenta.
 La mitología ha sido definida como: la explicación mediante lo sobrenatural.
 Nada en la mitología es puramente natural, los poderes sobrenaturales intervienen en los más mínimos accidentes de la vida, de manera que se difumina la frontera entre lo natural y lo sobrenatural.
 El primitivo cree percibir las realidades del más allá a través de una experiencia inmediata y viceversa,
 de una manera tan emotiva que el sentimiento de afectividad siempre está incluído en su idea de lo sobrenatural. (68)
 Hay quien sostiene que el hombre moderno también tiene sus mitos, lo cierto es que , si bien la mitología es el estado de evolución propio de las sociedades primitivas,
 es también una estructura mental presente en todo espíritu humano y que la menalidad positiva racional jamás llega a anular totalmente.


Las cosmovisiones míticas ancestrales, precursores de las religiones y vertientes espirituales alternativas modernas, muestran elementos en común independientemente de la cultura que se trate:

1. Tótem (familia) (clan) (orda) (tribu): (69)
Un tótem es un objeto, ser o animal sobrenatural, que en las mitologías de algunas culturas se toma como emblema de la tribu o del individuo; éste puede incluir una diversidad de atributos y significados.
En el totemismo, se entiende también como el principio u origen de un determinado grupo humano, que se cree descendiente de ese tótem, animal, vegetal u objeto inanimado.
(70) La palabra tótem proviene de la lengua Ojibwa (ototeman), hablada por indígenas nativos de América del Norte, y se utilizaba para designar un tipo específico de relación de parentezco (La raíz gramatical, ote, significa una relación de sangre entre los hermanos que tienen la misma madre y que no pueden casarse entre ellos) También la palabra designa el monumento al clan. Estos monumentos no eran, empero, obra exclusiva de la cultura Objiwa, sino también confeccionados por otras culturas nativas de Norteamérica.
Entre algunas tribus indígenas y naciones nativas de norteamérica las cualidades de los animales reflejan ó reflejaban fuerzas sobrenaturales y atribuciones espirituales. Entre algunos de los animales reconocidos está el oso, el halcón, el pez, el bisonte o búfalo,


href="http://3.bp.blogspot.com/_vgOppgDljkM/THQAGw2h3UI/AAAAAAAAADw/1czF46lU2to/s1600/recuperar.jpg">






El totemismo (71) es un concepto antropológico actualmente en desuso que designa: una relación metafísica, un complejo sistema de ideas, símbolos y/o prácticas, entre un individuo o un grupo social, y un animal, un vegetal o incluso un objeto.

Existen distintas teorías sobre su origen. (72) Los antropólogos materialistas sugieren que el totemismo nació como una manera de proteger de la extinción a los animales y las plantas; así, cada tribu se encargó de proteger a un animal tótem acordando por ejemplo que sólo ellos lo cazarían; o también al contrario, protegían al animal totémico estableciendo un tabú que prohibía la ingesta por parte de la tribu del animal o vegetal en cuestión.

En la práctica el totemismo se llevaba a cabo asignando el nombre del animal al nombre de la tribu; así, los antropólogos encontraban en sus viajes por ejemplo, al clan de los castores, o al clan de los abedules, entre muchos otros tótem de animales y plantas, que a veces, graciosamente eran adjetivados para formar combinaciones del tipo "bisonte risueño". (73) Otros antropólogos menos entusiastas afirmaron que el totemismo nació sencillamente como una necesidad lingüística de designar a sus vecinos, y no hallaron mejor manera de designarlos que usando las palabras que tenían a mano y que mejor caracterizaban a aquellos. Si sus vecinos eran especialistas en recolectar miel, los llamaban el clan de la miel, o más precisamente, los "mieles".

(74) Antropólogos más espirituales, basándose en los increíbles testimonios orales recogidos en sus investigaciones, escribieron que el hombre primitivo tenía una relación muy especial con los animales, que mediante prácticas rituales o ingesta de enteógenos, nuestro ancestro recordaba o experimentaba la vida de un animal o planta, que el mismo había sido. Y que por lo tanto ingerir la carne de su animal totémico era equivalente a comer a un ser de su misma especie, práctica tabú o prohibida en muchas regiones.





href="http://3.bp.blogspot.com/_vgOppgDljkM/THP_hZS4W1I/AAAAAAAAADg/7o6IdaWNu0Y/s1600/chaman.jpg">






(75) Los brujos o shamanes de cada tribu eran los encargados de determinar mediante visiones, el animal o planta tótem de cada recién nacido. Esto ocurría cuando existía un totemismo individual y no grupal. El tótem en cuestión, supuestamente protegía al individuo o al clan, así como el clan o el individuo protegían al tótem. Otras veces el totemismo se traducía en una igualdad de virtudes entre el hombre y su animal o planta tótem, de tal manera que por ejemplo, el hombre águila tenía las mismas virtudes que el águila.
Una vez difundida la práctica de asignaciones totémicas, el totemismo se convirtió en muchos lugares (Norte de Australia, Norteamérica...) en una intrincada red de relaciones sociales entre los clanes, donde mujeres serpientes eran dadas en matrimonio a hombres águila, y sólo a ellos, por citar un ejemplo. Cuando un cierto número de personas en el seno de un clan era sobrepasado, se creaba un nuevo clan, y también un nuevo tótem. De tal modo, estas preciosas relaciones sociales entre los clanes se sellaban, en norteamérica, con el tallado de un tronco que representaba el pasado de un clan, con todos sus antecesores totémicos.
2. (76) Tabú: La palabra tabú designa a una conducta, actividad o costumbre prohibida por una sociedad, grupo humano o religión, es decir, es la prohibición de algo natural, de contenido religioso, económico, político, social o cultural por una razón de utilidad social. Romper un tabú es considerado como una falta imperdonable por la sociedad que lo impone. Algunos tabúes son, en efecto, delitos castigados por la ley, en este sentido, los tabúes son antecedentes directos del derecho. Los tabúes pueden incluir: (77)
• Restricciones alimentarias (vegetarianismo religioso y el canibalismo)
• Restricciones sobre actividades y relaciones sexuales (masturbación, sexo prematrimonial o extramatrimonial, pornografía, homosexualidad, Bisexualidad, incesto, zoofilia, pedofilia, etc.)
• Restricciones en el uso del lenguaje ( juramentos, conjuros) determinados asuntos...). Un ejemplo histórico de este tipo de tabú es el tabú sobre los nombres de entidades espirituales poderosas.
• Para evitar algunas palabras consideradas como tabú, se utilizan eufemismos. En otros casos, se utilizan disfemismos. Un disfemismo es una palabra o expresión deliberadamente despectiva o insultante que se emplea en lugar de otra más neutral. Puede usarse humorísticamente. El disfemismo es lo contrario del eufemismo. Un ejemplo de disfemismo es "espicharla" o "estirar la pata" por morir. El eufemismo equivalente sería "pasar a mejor vida".
3. Maná: (78) Fuerza o energía vital que se poseía en mayor o menor grado. (79) Por lo regular el jefe del clan o la tribu, líder carismático y profético) era el poseedor del maná más fuerte, de donde su poder y su carácter sagrado. Por tanto, vendría a ser una fuerza o materia entre mágica y espiritual.
Los primeros humanos veían lo sobrenatural como un dominio del poder impersonal, de una fuerza, que las personas podían controlar bajo ciertas condiciones. Tal concepción era relevante en Melanesia. Los melanesios creían en mana, una fuerza sagrada impersonal existente en el universo. Los melanesios atribuían el éxito a mana, algo que las personas podían adquirir o manipular de formas diferentes, como a través de la magia.
Las creencias en fuerzas del tipo mana están muy extendidas, consideremos el contraste entre mana en Melanesia y Polinesia. En la primera se podía adquirir por causalidad o trabajando duro para obtenerlo. Y en la segunda, el mana no estaba al alcance de cualquiera, sino que estaba vinculado a los cargos políticos. El contacto entre el jefe y los plebeyos era peligroso porque el mana podía tener el efecto de una descarga eléctrica. Puesto que los más altos jefes tenían tanto mana, sus cuerpos y sus posesiones eran tabú.


4. Chamán(80) : El chamán (del idioma tungu, de Siberia, xaman o schaman, y éste del verbo scha, "saber"), es un individuo al que se le atribuye una capacidad especial de modificar la realidad o la percepción colectiva de ésta, de maneras que no responden a una lógica causal. (81,82,83)Esto se puede expresar finalmente, por ejemplo, en la facultad de curar, de comunicarse con los espíritus y de presentar habilidades visionarias y adivinatorias. Es el término usado para indicar a este tipo de persona, presente principalmente en las sociedades cazadoras y recolectoras de Asia, África, América y Oceanía y también en culturas prehistóricas de Europa. En algunas culturas se cree también que el chamán puede indicar en qué lugar se encuenta la caza e incluso alterar los factores climáticos. (84)

martes, 17 de agosto de 2010

Material Prueba Corta #2 Trimestre 1



• Estos tres elementos llevan a considerar que en el mundo reina el capricho, la ARBITRARIEDAD de los dioses, y, por lo tanto, que en la actitud mítica el mundo se presenta como siendo un CAOS <33> más que un Cosmos.
• Los dioses son arbitrarios en su conducta, aunque no tanto como para que no se puedan controlar mediante ritos <34> y plegarias (35).
• Por ejemplo, el mundo griego anterior a la aparición de la filosofía vivía instalado en esta actitud; el gran acontecimiento espiritual que inician los griegos en el siglo VI a.C. consiste precisamente en intentar superar esta forma de estar ante el mundo con otra forma revolucionaria que apuesta por (36) la razón como el instrumento de conocimiento y de dominio de la realidad, es entonces que nace la filosofía.

Sin embargo, la verdad es que hasta no hace mucho, no existía para el hombre más que una posibilidad de afirmarse en el espantoso misterio del mundo, la de aplacar las fuerzas naturales a base de ofrendas y tratar de influir en ellas mediante el poder de la magia <37,38,39>.
El hombre vivió durante mucho tiempo, miles de años <40,41,42>, como almacenero, cazador y recolector vagabundo, antes de hacerse sedentario hace ya unos 10.000 años y aprender a cultivar las plantas y arar el suelo <43>. Las religiones ecuménicas tienen más de 2.000 años de edad, las modernas ciencias naturales tan solo 200 <44>.

De aquel alborear de la cultura llegan a nuestros días vestigios de la arcaica fe en la magia,
cuando se imponen las manos a una persona por ejemplo <45>, cuando se bautiza un navío con champán en vez de sangre expiatoria, cuando se extiende una alfombra roja ante un potentado <46>, en todo esto queda algo de primitivos rituales mágicos; el tacto trasmite la fuerza, el vino es una libación,
la alfombra no deja que el personaje toque el suelo, estas acciones de olvidado sentido, se refieren a un mundo perdido (talvez no tanto, según Roland Barthes, quien sostiene que en las sociedades después de la modernidad existe una sorprendente proliferación de mitos modernos) en el que se pronunciaban conjuros y encantamientos <47,,48,49,50>, se observaban tabúes, se practicaba la magia y en el que todas las cosas tenían que ver entre sí.


Si se observan meticulosamente estas fuerzas, vemos que de las prescripciones de ese mundo proviene el tabú, es decir (51), la orden de omitir algo, ese nombre, lugar, objeto o entidad que se respetaba por su carácter sagrado y gran poder. La palabra tabú significa « dotado de un carácter extraordinario », en el mundo de los cazadores y labriegos primitivos todas las cosas estaban poseídas de un MANA <52>, especie de irradiación mágica donde el cacique tenía el MANA más fuerte y por eso era peligroso tocarlo, era "tabú".
La creencia en el MANA y los tabúes es en sí una sola cosa y no solo existió en Oceanía <53>, sino en todos los pueblos llamados primitivos o arcaicos <54>, para ellos todo lo que no se comprende o no se ve, tiene espíritu y vida, y no solo los hombres, animales y plantas, sino que todas las cosas están cargadas de fuerza vital, están animadas y pertenecen a una correlación viva.

El hombre puede intervenir entonces con determinados métodos, que son solo accesibles a los elegidos o iniciados, (es por esto que se dan sorprendentes similitudes entre las sectas, las sociedades secretas y las religiones ancestrales) así es como el hechicero <55,56>, por ejemplo: Chamán (MAGO, médico brujo, druida) conjura con las danzas, los mantras, el tambor, la máscara, las pociones, a los espíritus propicios que le permiten dominar una enfermedad, ganar la guerra, obtener buena cosecha o atraer la caza.
También proviene del tiempo de los primeros cazadores, el totemismo <57>, cuyo origen formal es muy discutido en la etnología, la palabra indo- americana tótem, significa:
Familia, en el sentido original de horda o clan, el totemismo afirma que una persona o grupo humano mantiene una relación mágica activa y perpetua con un animal, planta o incluso otras cosas.
Los cultos a la fecundidad <58, 59, 60>, ocupaban un gran lugar en las religiones naturales, estos actos mágicos tienen por objeto asegurar al hombre, animales o plantas, la fecundidad de la que depende la propia supervivencia.
La palabra fetiche encuentra su raíz etimológica en el vocabo portugués FEITICO, y se refiere a cualquier objeto poseedor de la fuerza de MANA, los fetiches se emplean para encantar, conjurar o para dar morada a un espíritu. <61,62, 63, 64,65> (66)

lunes, 16 de agosto de 2010

Actitud Mítica Prueba Corta #1 Trimestre 1


• Actitud Mítica

No corremos el riesgo de ser extremadamente esquemáticos y reduccionistas si sostenemos que las tres actitudes o métodos que los seres humanos han desarrollado para tratar de entender y dar significado al universo que habitan son(1)
la actitud mítica (magia, religión, mística, ocultismo, metafísica)
<>, la actitud racional (filosofía),
y la actitud científica (todas las ramas de las ciencias naturales, química, biología, astronomía, ect).

De estas tres actitudes la más antigua de todas y la cual fue praticada por las culturas ancestrales y primitivas lo fue la actitud mítica (2), que en aquellos tiempos comprendía también elementos científicos primitivos, es decir, protocientíficos (alquimia <3/4>, botánica y astronomía <5/6>, entre otras).

El antropólogo británico Sir. Edward Burnet Taylor <7> – (8) plantea que el origen del sentido religioso en el sentimiento de inmortalidad, lleva al ser humano a conceptualizar, si bien abstractamente, la creencia en el alma, algo que sobrevive a la muerte corporal.

El filósofo británico Herbert Spencer <9>– adelanta que (10) la creencia en el alma o espíritu surge de la dimensión de los sueños interpretados como una realidad alterna la cual es experimentada por un doble inmortal del individuo, llamado espíritu. De ahí se pasa a la idea del espíritu supremo, o Dios.

Deben ustedes saber que para Sigmund Freud <11>, al igual que para el científico inglés Sir James Frazer, la religión es un fenómeno infantil e irracional que acabaría siendo erradicado con el desarrollo de la ciencia y la recionalidad. Freud, elabora una teoría psicoanalítica sobre las religiones tribales en su conocido libro Tótem y Tabú <12>, donde presenta el sentimiento religioso y la religión en sí como un tipo particular de emocionalidad del comportamiento adulto distorsionado, así (13) para Freud, la religión no es otra cosa que un estadio primitivo y bárbaro de la humanidad cargada de superstición y miedo, es decir, como un tipo de neurosis infantil de la humanidad. (niño – familia – seres poderosos bienhechores protectores o malhechores que temer con los cuales hay que relacionarse. Es deceir como un fenómeno de Proyección = la representación del mundo sobrenatural se crea a partir de un paralelismo para con el natural.

Sea como fuere la Actitud mítica, tiene unos rasgos principales: (14)
• El rasgo peculiar de esta actitud consiste en utilizar mitos, relatos o leyendas para comprender y dominar el mundo, casi siempre apelando a la intervención de fuerzas mágicas o sobrenaturales. (15)
• Todas las culturas tienen mitos, lo que muestra que estos y la actitud vital fundamental que los genera deben descansar en cuestiones de absoluta necesidad para el hombre; y las necesidades básicas del hombre se refieren a dos géneros de problemas:
• • 1.problemas relativos a su vida práctica, tales como la obtención de alimentos, la victoria en la guerra, la cura de las enfermedades, la procreación... <16,17,) (18,19,20>
• • 2. problemas teóricos en la comprensión del mundo
• La cuestión fundamental en la que se resumen los dos géneros de problemas anteriores y en la que hay que situar una de las claves para la comprensión de la actitud mítica es la angustia ante el futuro y ante la ignorancia del entorno. (18,19,20>
• (21) La actitud mítica genera mitos, ritos y fetiches como instrumentos fundamentales para la resolución de aquellos problemas básicos.


• (22) La facultad que más interviene en la creación de mitos, ritos y fetiches es la imaginación.
• Cabe destacar tres rasgos en la “lógica” de la actitud mítica (23):
• (1. Personifica y diviniza las fuerzas naturales: la muerte, la vida, el amor, el trueno, la guerra, la fertilidad, la lluvia... son dioses a los que se les puede pedir una intervención beneficiosa para el individuo y el grupo mediante oraciones y plegarias.
• 2. Los sucesos del mundo se hacen depender de la voluntad de un dios: si no llueve o si llueve en exceso es porque no se ha rendido culto adecuadamente al dios de la lluvia; si una enfermedad diezma nuestro poblado es porque un dios está irritado con nosotros; si perdemos la guerra es porque el enemigo tenía dioses más poderosos que los nuestros.

• 3. Los objetos tienen propiedades distintas a las naturales: una piedra, por ejemplo, tras el ritual correspondiente por el que se convierte en talismán, es mágica, no posee sólo las propiedades naturales (peso, tamaño, dureza...), además con ella curamos enfermedades, convocamos a los dioses o a los espíritus. Esto sucede también con anillos, collares, estatuas, espadas y otros objetos propios al fetiche. )

(30) Mediante los mitos el hombre conseguía:
• 1. dar una explicación a los distintos acontecimientos de su vida, tanto los relativos a cuestiones concretas pero fundamentales de su existencia (el desenlace de una batalla, la muerte de un amigo...)
• 2. responder a los grandes problemas de la vida (el nacimiento, la muerte, el sufrimiento, el origen del mundo...),
• 3. y mediante los ritos y los fetiches creía poder dominar las fuerzas de la naturaleza y de la vida social de acuerdo con sus propios intereses. <31>